De idas y venidas

Curiosamente, uno no se cansa de hacer cosas nuevas… aunque ello sea retomar aventuras que se dejaron en “stand by” en otro momento.

¿Qué hay de nuevo en eso?

Pues supongo que yo mismo. Nada ni nadie es lo mismo que era, ni siquiera, hace cinco minutos.

Así, que tú y yo nos encontramos en unas circunstancias parecidas. Yo comenzando un nuevo Blog y tú descubriéndolo.

Bienvenido/a a un nuevo rincón donde las inquietudes reinan por doquier, pero sobre todo, donde la Cultura tiene un nuevo sitio.

Anuncios