Sobre la noche…

Imagen

Yo, sin embargo, me vuelvo

hacia la sagrada, inexpresable,

misteriosa noche.

Muy lejos queda el mundo,

como sepultado en honda fosa.

¡Solitarios y desiertos

son sus espacios!

Una onda melancolía

hace vibrar las cuerdas del aliento.

Los recuerdos lejanos,

ansias de la juventud,

sueños de la niñez…

toda una vida entera

de escuetos gozos

y esperanzas estériles

aparecen con grises vestiduras,

como bruma de atardecer,

cuando el sol roza el umbral

del ocaso.

Los Himnos de la Noche.

Enrique de  Ofterdingen.

Novalis

Anuncios

Deja tu inquietud

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s