‘Sevilla industrial’, ¿la app que necesitamos?

Los ‘smartphones’ y ‘tablets’ han cambiado nuestro mundo, nuestra manera de comportarnos e, incluso, de relacionarnos en Sociedad. Sin que esto sea necesariamente malo, es incuestionable el peso que estos ‘aparatos’ tienen en nuestro día a día gracias a la cantidad de cosas que podemos hacer con ellos. ¿Quién no utiliza una app para conversar/chatear con un amigo, compartir fotos de tu último viaje o mantenerse diariamente informado? Hace tiempo que la batalla de las app también se libra en la esfera de la Cultura y se están haciendo cosas muy interesantes (en España están los ejemplos de las app del Centre d’Art La Panera , Museo del Prado , Museo Thyssen Bornemisza , o el Guggenheim Bilbao , entre otros, aunque siendo sinceros en España aún estamos un poco atrasados con respecto a nuestros vecinos). Aquí tenéis un ejemplo de app cultural divertida, que ya comentaron las amigas de La Cultura Crítica.
 Screenshot_2013-11-29-15-50-45
Hace unos días, la Fundación de Patrimonio Industrial de Andalucía (fupia) presentó al público su app, para la plataforma Android, ‘Sevilla Industrial’ con la que pretenden poner en valor el rico patrimonio industrial hispalense. Bien es cierto que ‘algo’ hay que hacer, no solo para conservar nuestro patrimonio, sino para concienciar a la Sociedad de dicho patrimonio.
 Screenshot_2013-11-29-15-51-42
Para ello, nos ofrece un listado de 26 conjuntos patrimoniales por toda la ciudad, con información específica de los mismos, algunas imágenes y un enlace a nuestra aplicación de mapas para geolocalizarnos y decirnos la mejor manera para llegar a uno de los edificios o para comenzar una ruta entre alguno de ellos. Pero, con todo esto ¿sirve la app para el propósito marcado?
 Screenshot_2013-11-29-15-51-54
La verdad es que no. Nos encontramos ante una aplicación que no está a la altura del patrimonio que pretende poner en valor. Es una app algo pesada, de una estética estática y de un valor de contenido deficitario, al punto de que el texto parece un mal resumen de una página de Wikipedia y sus imágenes unas copias sin resolución de las aparecidas en el buscador de Google.
 Screenshot_2013-11-29-15-54-01
Resulta chocante tener que decirlo a estas alturas, pero éste no es el camino. La creación y desarrollo de una app cultural, sea la que sea, es una inversión que no es irrelevante. Y no nos referimos tan sólo desde el punto de vista económico (que también). El mero propósito de difundir el patrimonio y ponerlo en valor debe motivarnos a crear algo que no sea únicamente un índice nominal del patrimonio industrial. ¿Cómo conseguimos concienciar de esta manera a la Sociedad? ¿Cómo les motivamos a participar, disfrutar, conocer su propio Patrimonio?
Disculpa si parezco algo irritado con la aplicación, pero es algo que irremediablemente me afecta. Resulta difícil, muy difícil, vivir (sobrevivir) en el sector cultural en estos años. No porque no haya ‘hambre de Cultura’ en la Sociedad, sino porque en ocasiones, como la que discutimos ahora mismo, satisfacemos ese hambre con herramientas como ésta, que se venden como un ejemplo a seguir, pero que no ‘alimentan’ al ciudadanos. Apps que enseñan a los ciudadanos que la Cultura no tiene que ser de calidad. Apps que no fomentan la calidad entre la competencia. Apps que no necesitamos.
 Screenshot_2013-11-29-15-54-43
Si no os habéis descargado aún la aplicación aquí tenéis el enlace para que lo disfrutéis en primera persona
Anuncios